sábado, 25 de febrero de 2017

Las tarjetas black de rato y blesa contra la tarjeta robada y otros delitos de Alejandro Fernández.



Los medios de comunicación que llevan tres días (así como mucha gente particular a través de sus redes sociales) intentado retorcer la historia, buscar todos los vericuetos legales, y sacando a relucir las mil y una leyes... para justificar que lo que hizo este muchacho con 18 años (un puto crío) es más grave que lo que han hecho Blesa y Rato, solo tiene un nombre:

MI-SE-RA-BLES.



Ojo, que digas que el nene tampoco era un santo, o que en una conversación informes puntuamente de que cometió más de un delito, no está mal. No pasa nada por ese pequeño apunte informativo. Me estoy refiriendo a los que llevan tres días, erre que erre, como si estuvieran a sueldo de Blesa, de Rato, o del Ministerio de Justicia.

(Ale, borradme unxs cuantxs, como cada vez que os digo las verdades)

No hay comentarios:

Publicar un comentario